jueves, 29 de octubre de 2009

RAZA CARORA


EL GANADO RAZA CARORA:

historia: El Ganado Raza Carora es primordialmente el cruce del criollo Anzaluz adaptado al trópico y el Pardo Suizo de lo Estados Unidos y Suiza.
El criollo de origen Andaluz originalmente vino a Venezuela en la época de la conquista, comenzando a entrar por Coro a partir del año 1.550.
Este animal perteneciente a la especie Bos Taurus era un animal relativamente inadaptado al trópico. Es decir, pelo largo, relativa despigmentación a nivel de piel, mucosas y patas, y piel pegada al cuerpo. No es sino a través de los siglos y la selección natural, que este animal adaptado a las condiciones tropicales, experimenta un proceso de adaptación, fijando en estas características fenotípicas que lo hicieron más resistente a las condiciones ambientales del trópico. El producto de esta selección natural fue un animal rústico, de pelo amarillo y corto, con escasa densidad de pelo por unidad de piel, cabos negros, borla negra, mucosas sólidamente pigmentadas y cara encerada.
Mediante la explotación de este criollo adaptado al trópico, la región de Carora se convierte en la productora de quesos (era la única forma de comercialización de la leche) para los años antes de guerras de independencia y federación. A principios del siglo XX ya se conoce este animal como el "Ganado Amarillo de Quebrada Arriba" y es en la "Finca el Salvaje" (situada en la población de Quebrada Arriba) donde Don Ramón Herrera inicia los primeros trabajos de la selección para la producción de leche.
Ahora bien, porqué Don Ramón Herrera inicia esta selección y no así los demás ganaderos del país?. La respuesta es de índole económico. La zona de Carora, debido a su clima semiárido carecía de pastos naturales, lo que obligó al ganadero caroreño en 1.904 a sembrar pastos artificiales que encarecerían la producción de leche y ponían a la zona de Carora en desventaja económica con respecto a otras áreas del país.
El resultado de la selección genética de Don Ramón Herrera produjo un animal de producciones promedios de 6-7 litros por día con lactancias de 210-240 días de duración. Viendo los resultados obtenidos por Don Ramón, muchos ganaderos del Distrito Torres comenzaron a explotar este ganado amarillo de Quebrada Arriba.
Sin embargo, no enteramente satisfechos con los resultados obtenidos y tratando de hacer a la región de Carora más competitiva desde el punto de vista económico, ganaderos caroreños iniciaron la mestización del ganado amarillo de Quebrada Arriba con animales de razas puras.
La primera introducción de una raza noble fue en 1.915, cuando Don Pablo Riera trae de Caracas un toro y una vaca Holstein. En 1.916, Don Ramón Herrera introducen mestizos Holstein provenientes del Tocuyo. En 1.920, Pablo y Roberto Riera traen dos toros Cebú, regalo del General Gómez, siendo estos usados solamente en la finca de estos.
En 1.930, Don Teodoro Herrera, hijo de Don Ramón Herrera, importa de los Estados Unidos (sin aprobación de Don Ramón), unos toros y vacas Holstein.
El producto directo del cruce del criollo adaptado y el Holstein, es decir el F1, era un animal que dio muy buenos resultados. Es entonces cuando Don Ramón viendo los buenos productos logrados, también importa animales de los Estados Unidos. Todavía el F2 del cruce con Holstein, seguía dando buenos resultados, pero sus descendientes empezaron a mostrar síntomas de inadaptación al medio tropical que se reflejaba en los problemas reproductivos de los mismos.
En 1.938, cuando Don Teodoro Herrera hace la primera importación de Pardo Suizo de Estados Unidos y Don Ramón de Suiza. El producto del cruce de los animales amarillos de Quebrada Arriba con el Pardo Suizo, produjeron animales de excelentes rendimientos, a tal punto, que de aquí hasta 1.948, numerosos ganaderos del Distrito hacen importaciones de Pardo Suizo de Estados Unidos y Suiza.
Los cruces absorbentes llegaron hasta el 7/8 de Pardo Suizo, resultando nuevamente estos, pocos resistentes al medio tropical por lo cual el visionario Carlos Herrera Zubillaga, hijo de Don Ramón Herrera, comenzó a usar sementales toros 3/4 Pardo Suizo que tuvieran características fenotípicas similares al de sus ancestros, el Criollo Amarillo de Quebrada Arriba. Hay que descartar que la propagación genética de estos animales se debiera principalmente al uso de la inseminación artificial. A partir del año 1956 funcionaban en Carora des Centros de Inseminación con semen fresco (no existía la técnica de congelación). Estos Centros eran el de los Aranguez, situado en la zona de la Vereda y el de Don Benito, situado en la vía hacia Aregue.
Después de 1969, estos dos Centros se fusionaron en uno formando el Centro de Inseminación Artificial Carora situado en terrenos colindantes con la Hacienda Papelón.
Aún cuando se usaban toros mestizos como sementales, durante las décadas 50 y 60 se siguieron usando toros puros Pardo Suizos o media sangre. Era de creencia general que los toros que debían entrar al Centro de Inseminación, debían ser por lo menos nietos de Pardo Suizos puros. Por esto, para principios de 1970 había en el C.I.A.C. unos 10 toretes, de los cuales dos eran Pardo Suizos puros, siete eran media sangre Pardo Suizo y solamente uno era mestizo en tercera generación: Carnaval TC111.
Como consecuencia del uso de sementales muy semejantes genética y fenotípicamente al Pardo Suizo, los rebaños de Carora llegaron a parecerse mucho al Pardo Suizo y quedaba poco del ancestro y nativo rústico el Ganado Amarillo de Quebrada Arriba. En un estudio realizado en la Hacienda Montevideo en 1.972 se diagnostica que el 65% del rebaño total, clasificaba como Pardo Suizo B, que por definición en Pardo Suizo puro por cruce.
Es entones cuando Don Alejandro Riera Zubillaga, ganadero emprendedor, decide hacer los cruces necesarios para lograr así sementales que fueran genotípicamente y fenotípicamente mucho mas parecidos al ganado de Quebrada Arriba, con el fin de buscar la adaptación al medio que había perdido el ganado caroreño. Este pudiera decirse que es el inicio primitivo de la Evaluación Lineal Descriptiva y Apareamiento Correctivo en el ganado Raza Carora.
Estudiando los Pedigree de las mejores vacas de la Hacienda Montevideo y gracias al trabajo arduo de Don Alejandro Riera, Don Rigoberto Oropeza y Bernardo Correa, se produce un animal con características muy parecidas al ganado amarillo de Quebrada Arriba en cuanto a la adaptación al medio tropical. Este animal es CORONEL FRANCES.
Con la producción de otros toros semejantes a Coronel Francés y el uso masivo de estos toros en todas las fincas, el ganado Carora ha recuperado mucho esa adaptación al medio tropical que estuvo en peligro de perderse en décadas pasadas. Es tan visible esta recuperación de la adaptación al medio, que un estudio similar al hecho en 1.972 en la hacienda Montevideo revela en 1.985, que el 65% del total de ese rebaño estaba dentro del patrón racial del ganado Carora. Es decir, que en trece (13) años se pasó de un 65% Pardo Suizo B a un 35% Pardo Suizo B. Esta mejoría no solamente se ve en la apariencia física del animal, sino también en el comportamiento productivo y reproductivo de los mismos.
Como se puede apreciar, la historia del ganado Carora, está llena de trabajo y sacrificio por parte del ganadero caroreño, pero la misma no está concluida todavía.
Con la implementación de técnicas modernas como lo son la Evaluación Lineal Descriptiva y Apareamientos Correctivos y la técnica de Transplantes de Embriones, la historia del Ganado Carora se sigue y se seguirá haciendo.
La raza Carora es el primer ganado lechero genuinamente adaptado al trópico. Fué el resultado de un proceso de más de sesenta años de selección y mestizaje controlado que desarrollaron los ganaderos de Carora, capital del Municipio Torres, en el Estado Lara.
Es el primer intento exitoso por lograr una ganadería lechera tropicalizada y ha sido reconocida por el Ejecutivo Venezolano como Patrimonio Nacional.
VENTAJAS:
En su condición de raza lechera tropical izada, el Ganado Carora presenta una serie de ventajas para el productor agropecuario interesado en mejorar en calidad y en cantidad, la producción de su finca.
- Gran productora de leche a bajo costo, una vaca Carora es capaz de producir un promedio de 3500 lts anuales a pastoreo.
- Rusticidad y vigor, evidenciado en su fortaleza y en su capacidad de locomoción en terrenos difíciles.
- Capaz de soportar las inclemencias de los climas tropicales.
- Adaptabilidad no sólo al medio sino también al manejo deficiente practicado en muchos lugares.
- Mansedumbre que lo convierte en un animal fácil de manejar, incluso por mujeres.
Todas estas ventajas significan que estamos ante la presencia de la vaca funcional que produce y se reproduce eficientemente.
CARACTERISTICAS:
El Ganado Carora posee una serie de características fenotípicas que lo diferencian e identifican de cualquier otra raza lechera del mundo y que, al mismo tiempo, revelan su grado de adaptación a los climas tropicales.
Entre los elementos característicos más resaltantes de esta raza podemos destacar:
- Pelaje Claro, generalmente blanco, corto y grueso, elementos que le permiten al animal reducir el efecto de la radiación solar y mayor transpiración.
- Mucosas oscuras. El borde de los ojos y el morro son completamente negros, permitiéndole al animal mejor desempeño en nuestro clima tropical.
- Gran Desarrollo Corporal y por ende el eficiente aprovechamiento del pastoreo de forrajes para una económica producción láctea.
- Ubres funcionales que le permiten un buen amamantamiento de la cría y fácil ordeño. .
PATRON RACIAL RAZA CARORA:
PELAJE: El pelaje será siempre muy corto, liso, brillante y de color claro. Los colores ideales serán el blanco y las tonalidades del bayo. Se admitirá el pelaje: gris ceniza claro, pardo claro, castaño claro y el halo de tonalidades más oscuras (negro esfumado) alrededor de los ojos, frente de la cara, paleta, levemente en flancos y aún más marcado en la parte inferior de las extremidades. Una línea de pelos negros en derredor del borde exterior de las orejas, es aceptada. La borla de la cola deberá ser de color negro, de pelos gruesos, ralos y bien cortos, constituyendo esto, una característica de la Raza. El Patrón será más exigente para los machos, los cuales deberán ajustarse al máximo, al ideal de la Raza
PIEL: El ideal es una piel negra, gruesa, algo grasosa y no muy pegada al cuerpo a la altura del cuello, costillar y parte interna de los muslos, donde deberá “estirarse” cuando sé hale con los dedos. Las arrugas largas y finas en la cara, tabla del cuello y en menor grado en la espalda detrás de las escápulas, son deseables, constituyéndose en otra característica de la Raza.
PIGMENTACION: El ideal exige animales muy bien pigmentados en piel, ojos, hocico y pezuñas. Se acepta el color amarillo o amarillo - rosado en la piel de la parte interna de las orejas y en derredor de los ojos.
CABEZA: La cabeza es poco refinada en términos generales. El ideal será una cabeza mediana, recta, de frente amplia, bien descarnada, con una suave depresión entre las órbitas, de mandíbula fuerte, con hueso limpio y ollares bien desarrollados. Las orejas deberán ser destacadas, medianas, más bien redondeadas en la punta de la elipse y orientadas hacia adelante. Deberá tener expresividad, vigor y feminidad. El testuz y la parte interna de las orejas podrán tener los pelos algo más largos que los del resto del cuerpo.
CUELLO: Compuesto por siete vértebras cervicales. El ideal de la hembra será un cuello medianamente largo proporcional con el largo total del animal. De inserción suave adelante, deberá ser la continuación de la cabeza, con estilo femenino y estar unido suavemente a la espalda. Deberá ser bien descarnado y firme al tacto, con papada moderada y bien suelta, sin depósitos de grasa en el gargantón y base del pecho. Se aceptará algo de papada siempre que la misma sea “bien suelta” y sin evidencias de acumulo de grasa. El cuello del macho adulto deberá ser proporcionalmente largo, masculino, con morrillo moderadamente fuerte y unido suavemente a la espalda, bien descarnado en la garganta y sin grasa en el gargantón y base del pecho.
CRUZ: Es la convergencia de los cartílagos con la espina dorsal, debe ser bien definida, con las vértebras dorsales ligeramente sobresaliendo sobre las escápulas. El ideal será una cruz con angulosidad moderada, sin fragilidad y con las escápulas bien pegadas al cuerpo.
COSTILLAS: Deberán ser bien separadas entre sí, de hueso plano, ancho, largo y fuerte y dirigidas oblicuamente hacia atrás, lo que le da al animal mayor capacidad de barril.
DORSO: Compuesto por trece vértebras dorsales. El ideal será una línea dorsal recta y fuerte, con las vértebras bien visibles y algo separadas entre sí.
LOMO: Compuesto por seis vértebras lumbares. Deberá ser ancho y ligeramente arqueado, con vértebras bien definidas, unido suavemente y más ancho y levemente mas alto al anca. En el macho la región lumbar en todos los casos deberá ajustarse al ideal, con muy buena anchura y levemente arqueada, asegurando la máxima fortaleza de esa zona.
ANCA / GRUPA: Compuesta por tres huesos: íleo / coxal / pubis. El ideal será larga, ancha y unida suavemente al lomo; con cuadriles (puntas de la cadera) anchos pero no salientes, ligeramente mas altos que las puntas del anca. Las puntas del anca (isquion) serán bien separadas entre sí y sin acumulo de grasa. La articulación del anca (Coxo - femoral) deberá ser alta y bien separada entre sí. La inserción de la cola (hueso sacro, compuesto de cinco vértebras) será suave, conservando el nivel de la línea dorsal y ligeramente más alta que las puntas de anca.
COLA: De doce a dieciocho vértebras coccígeas. Deberá ser delgada y más bien corta. Es deseable que la última vértebra no sobrepase la articulación del corvejón.
MUSLOS: Vistos de lado deberán ser rectos o ligeramente curvos. Vistos de atrás bien separados entre si, cediendo amplio lugar para la ubre y su inserción, con piel bien suelta y plegable. En los machos podrán ser algo más fuertes, siempre sin acúmulos de grasa y con la piel bien suelta.
HUESO: El ideal serán huesos planos, fuertes y sin tosquedad.
PATAS Y PEZUÑAS: El ideal será patas de hueso limpio, plano y fuerte con tendones bien definidos. Las pezuñas deberán ser cortas, bien redondeadas, levemente separadas y con talón profundo. Las cuartillas serán fuertes de mediana longitud y flexibilidad y los nudillos bien destacados. Las patas anteriores serán derechas y separadas entre sí, con sus pezuñas formando un cuadrado con las traseras. Las patas posteriores casi perpendiculares del corvejón a la cuartilla; vistas de lado rectas y separadas entre sí; vistas de atrás corvejones limpios y bien moldeados.
SISTEMA MAMARIO: El ideal es una ubre fuertemente prendida, bien balanceada y nivelada, de gran capacidad y textura fina. Deberá ser simétrica, de largo, ancho y profundidad moderada, fuertemente adherida, que muestre una división moderada entre las mitades, suave, plegable y reducida después del ordeño. Antes del ordeño el ideal es cuatro cuartos bien balanceados. UBRE ANTERIOR: Se desea una inserción firme y suave al cuerpo, de largo moderado y cuartos bien balanceados. UBRE POSTERIOR: Se desea una inserción alta, ancha y fuerte, ligeramente redondeada, de amplitud uniforme de arriba hacia abajo y cuartos bien balanceados. LIGAMENTO MEDIO: El ligamento suspensor medio será fuerte, mostrando una hendidura a mitad de la ubre. PEZONES: Serán de tamaño uniforme, 7 cm. aproximadamente de largo, de diámetro mediano, cilíndricos y perpendiculares. Vistos de lado estarán en el centro de cada cuarto y vistos de atrás, con las puntas ligeramente hacia adentro de cada cuarto. Los pezones rudimentarios deberán ser pequeños y en el macho no menos de cuatro, destacados, perfectamente ubicados y formando un cuadrado. VENAS MAMARIAS: Una ubre venosa es el ideal. Se desean venas grandes, largas, tortuosas y ramificadas que de la ubre se metan dentro de la cavidad abdominal.
TESTICULOS: El ideal de la raza indica siempre dos, de buen tamaño, ubicados a izquierda y derecha y con piel preferiblemente amarilla. Se aceptan de piel negra característica del criollo. ASOCRICA :
La Asociación de Criadores de Ganado Carora (ASOCRICA) es una asociación sin fines de lucro, fundada en octubre de 1979. Tiene como misión potenciar la cría, desarrollo, promoción y difusión de la primera raza lechera venezolana en todo el territorio nacional y más allá de nuestras fronteras.
ASOCRICA ofrece a sus socios:
- Clasificación y Registro de animales puros.
- Certificación de hembras mestizas.
- Servicio computarizado de control de producción genetico. trabajo realizado por:

Jesús castillo.

Jesús Suárez.

William chirinos.

Ali Álvarez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada